sábado, 24 de octubre de 2009



y la vida le da la sonrisa para q con un solo suspiro pueda cambiar el rumbo de esa melodia q sabia escuchar, q en cada rincon la perseguia y no la dejaba descansar. para cuando andaba soñando, la vida estaba acostada a su lado, viendola dormir y reir entre nubes de celofan q conseguia en el limbo, canjeando los papeles de los chocolates por metamorfosis del cantar.
sabia que no duraria para siempre ese estado y que lo extrañaia cuando ya no estuviera aca, pero sabia q con un eco resonante en su timpano recordaria lo bueno que fue caminar, andando por el cielo, vagabundeando por el mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario