sábado, 12 de septiembre de 2009

Metáfora de la incansable aurora por salir


“…y llegara el momento en q por fin la noche desaparezca, con los hilos enredados del que sueña dormido con los ojos muertos. Melancolía por el tenue resonar del murmullo que despierta cuando abre sus pálidos ojos fugases al brillo cansado del pensar. Y entre amarillos opacos y verdes azules corre un camino al desierto y a una ciudad de desastre. Ya no quiere pensar, solo hipnótica mira a esa ave con antifaz que oculta su identidad de desagüe, de perdida inaudita de tiempo, de soledad y azar, juegos clandestinos, musgo y celofán…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario